Nosotros vivimos el hormigón

Hormigón

Nuestra pasión

El hormigón es un material fascinante que se utiliza en una gran variedad de aplicaciones en todo el mundo, desde adoquines o tuberías de hormigón hasta estructuras de ingeniería de alta tecnología. Lo que casi nadie sabe es que el material en su forma original como mortero de cal ya se utilizaba hace más de 12.000 años. Más tarde, los romanos desarrollarían el “opus caementitium” a partir de esta mezcla de hormigón, consistente en cal quemada, agua y arena mezclada con ceniza volcánica, y lo utilizaron para construir, entre otros, la cúpula del Panteón de Roma, que, con sus impresionantes 43 metros de diámetro, aún se conserva hoy en día.

I Stock 493330198 web
20170822 101530 b web

Desde el siglo XIX se utiliza cada vez más el hormigón compactado, una mezcla de grava, arena, cemento y agua compactada por apisonamiento, que puede producirse en cualquier forma utilizando los encofrados adecuados. Entre las estructuras más relevantes realizadas con hormigón compactadas se encuentran el puente sobre el río Murg, construido en 1885 en el norte de la Selva Negra, y los dos puentes superiores sobre el río Iller en Kempten.

Hoy en día, el hormigón por excelencia es el hormigón armado o el hormigón pretensado. La combinación del moderno hormigón de alto rendimiento con un armado de acero de refuerzo o de pretensado resistente a la tracción, garantiza la máxima flexibilidad y la producción de elementos estructurales que resisten las cargas de tracción. La nueva tecnología permite un uso menos limitado del material de construcción y, por lo tanto, también promovió significativamente el modernismo arquitectónico desde los años 20.

En la actualidad, el hormigón armado es el material de construcción más importante en Alemania, con más de 100 millones de metros cúbicos utilizados cada año. Se utiliza para todo tipo de elementos de construcción y, después del agua, es el material de construcción más utilizado en el mundo.

Scroll to the top of the page

Derechos de imagen

© Evgeny Sergeev